Seleccionar página

¿Quién no ha dicho alguna vez aquello de Abogadoooooooo… o No era mi guerra tratando de emular a algunos personajes ya míticos del cine?

Cuando entonamos esas frases imitamos en realidad a Ricardo Solans, sin duda uno de los más grandes actores de doblaje que han existido jamás. Solans ha sido durante muchos años la inconfundible voz en España de Robert DeNiro y Al Pacino, pero también ha doblado de forma habitual a otros como Dustin Hoffman, Sylvester Stallone, Jeremy Irons, John Hurt, Bill Murray, Mickey Rourke, Richard Gere, Danny DeVito o Harvey Keitel.

Ha sido igualmente la voz en catalán de la mayoría de los actores mencionados, además de otros como Gérard DePardieu o Marlon Brando.

Solans tiene una personalísima e inconfundible manera de hacer y de interpretar que ha hecho que su voz sea ya inseparable de algunos grandes actores como DeNiro. Sin embargo, sorprende ver su capacidad para adaptarse a actores tan diversos y fusionarse a la perfección con cada uno de ellos. A pesar de ser más conocido por interpretar papeles “rudos”, ha dado voz también a multitud de “galanes” y como siempre, en perfecta simbiosis.

Es francamente complicado resumir una carrera como la suya en pocos minutos. Sin embargo, para mostrar lo sublime de su trabajo, he montado estos dos pequeños vídeos con algunos momentos de sus interpretaciones, aunque muchas películas  y actuaciones emblemáticas hayan quedado fuera.

Ricardo Solans ha realizado doblajes sencillamente insuperables, de libro, materia de estudio para cualquier aficionado o profesional del doblaje. Buenos ejemplos son los trabajos que realizó con Chaplin en El Gran Dictador o con el Scar de El Rey León.

Actualmente su ritmo de trabajo es mucho menor, pero aún podemos disfrutar ocasionalmente de sus magistrales interpretaciones y, por supuesto, de su imborrable legado en la historia del doblaje.